¡Por fin

ha llegado el verano!

Una actividad en familia: Hacer helado en casa

¿Os apetece un helado? ¿Qué te parece si lo haces con tus hijos y disfrutáis de un momento en familia dulce y agradable?

Hacer helado en casa no es difícil. Incluso tiene muchas ventajas: puedes procesar ingredientes regionales, de temporada y producidos orgánicamente o hacer helados veganos. Además, puedes evitar los ingredientes que produzcan alguna intolerancia en tu familia.

 

El helado es básicamente un líquido congelado. Para que no se congele como un cubito de hielo en un bloque duro, se revuelve regularmente, para que los cristales de hielo se trituren. Eso es exactamente lo que hace una máquina de helados: enfría y remueve constantemente.

También puedes hacer tu propio helado sin una heladera.

 

Así es como funciona:

1. Mezcla los ingredientes de acuerdo con la receta y colócalos en un bol.

2. Coloca el bol en el congelador.

3. Comprueba de vez en cuando si la masa comienza a congelarse.

4. Tan pronto como se formen los primeros cristales de hielo, agita vigorosamente la masa de hielo con un batidor o un tenedor y vuelve a enfriar el helado.

5. Repite el paso anterior tres o cuatro veces cada media hora.

6. Si después de este proceso el helado todavía está demasiado suave, déjalo enfriar durante una o dos horas más antes de comerlo.

 

Helado de fresa

  • 150 g de fresas
  • 70 g de azúcar fina o azúcar en polvo
  • 125 ml de leche fresca
  • 50 ml de crema dulce
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Haga puré de fresas con el azúcar y mezcle el puré de frutas con la leche y el zumo de limón. Batir la crema y mezclar bien. Haz el helado como se describe en los pasos anteriores.

Variación: puede usar cualquier otra fruta de temporada en lugar de fresas.

 

 

 
Fotos CCO de Unsplash: Daniel Hjalmarsson/ Anton Darius/ Brooke Lark/ Patricia Prudente/ Micheile Henders

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *