Cuatro ideas para no olvidar un idioma

Ya está, tu hijo ha vuelto a casa después de una estancia en Londres o un campamento de alemán en Ávila. Ha valido la pena, la actividad te salió por un ojo de la cara, pero parece que el crío ha pegado un salto de nivel en el idioma.

Pero queda medio verano por delante y te temes lo peor: se le va a olvidar TODO.

 

¿Qué hacer? Pues aquí van unos consejos:

Compra una app de idiomas

Ya que a tu hija le encanta el móvil, aprovecha para que practique idiomas. Hay un sinnúmero de apps a precios más que asequibles para practicar, sobre todo en inglés.

En alemán tienes aplicaciones para niños orientadas expresamente a aprender, como por ejemplo Lernkarten für Kinder. También tienes aplicaciones más lúdicas, como Die Maus, donde el niño principalmente juega, pero en un entorno alemán.

Si tu hijo ya va camino de la adolescencia puede interesarle una aplicación para adultos como Duolingo o Babble,

Tele, sí. Pero en inglés

Con tanto tiempo libre, ver la tele acaba siendo un recurso habitual para los niños para no aburrirse. Déjales verla, pero a condición de que la pongan en el idioma que han aprendido. Esto es especialmente fácil si están aprendiendo inglés, ya que las series, dibujos animados y películas se han rodado mayoritariamente en este idioma y está disponible en cualquier televisor poniendo la versión original.

En alemán es más difícil, pero puedes encontrar muchos contenidos en You Tube: Die Sendung mit der Maus, la abeja Maya, los Pitufos (die Schlümpfe).

Para adolescentes está muy bien Jojo sucht das Glück, una telenovela para aprender alemán que te engancha desde el primer momento.

Contrata un nativo por horas

Hoy en día casi todas las ciudades acogen estudiantes extranjeros en sus diferentes instituciones de enseñanza. Dirígete a la más conocida y deja un anuncio en algún tablón preguntando por un estudiante alemán o inglés para que pase un par de horas a la semana con tu hijo. Se trata de que charle y juegue, por tanto no requiere formación específica. El estudiante generalmente no te pedirá mucho, lo normal sería entre 10 y 20€ la hora.

Jugar a videojuegos en otro idioma

No lo harán voluntariamente, pero como muy tarde ante un “O juegas en inglés o no hay Play”, accederán encantados. La ventaja no sólo es que el juego se desarrolle en otro idioma, sino que en los juegos online tu hijo tiene la oportunidad de conocer a gente de otros países y entablar conversaciones. Nada ayuda más a asentar un idioma que darse cuanta de que es útil.

Category: Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las últimas fotos!

¡Gracias por compartir! Sigue en contacto con nosotros a través de estas redes sociales: