Consejos para preparar a tu hijo para una noche fuera en un campamento

El disfrute y comodidad de su hijo en un campamento de verano dependerá a gran medida de los preparativos que se realicen en casa, es decir, antes de emprender la aventura. Este proceso engloba desde la organización del equipaje (ropa, artículos básicos…) hasta conversaciones con el pequeño acerca de ciertos puntos importantes como el orden y la convivencia que debe tener en con los demás compañeros.

No olvides que el niño estará una o varias noches fuera del hogar,  así que es indispensable guiarlo y tomar algunas precauciones. Por ello, recomendamos seguir estos consejos:

  1. Evaluar los detalles de la zona del campamento

En los campamentos de verano para niños -por lo general- existen áreas urbanas con poca iluminación, en efecto, podría preguntarse si tu hijo tendrá que caminar en la noche para ir al baño. De esta forma, deberás considerar incluir en su equipaje una linterna, pues los pequeños no suelen estar acostumbrados a la oscuridad, incluso muchos le tienen miedo.

Otro punto a tener en cuenta es si en la zona donde será el campamento, el niño estará expuesto a muchos bichos, ¿la razón? Para preparar un kit con repelentes y cuidar la piel del pequeño.

  1. No excluir al pequeño en el momento de hacer las maletas

Invitar a tu hijo a que organice el equipaje contigo con el propósito de proporcionarle una sensación de propiedad con la aventura que va a emprender. Pregúntale cuál es la ropa más cómoda para él y, si está muy vinculado con un juguete o una manta de valor sentimental, permita que se lo lleve.

  1. Enséñale los conceptos básicos de convivencia

Si tu pequeño nunca ha compartido una habitación con otros niños, no olvides que un campamento de verano es posible que esté en un dormitorio con al menos siete pequeños más. Por esta razón es importante enseñarle cómo mantener sus pertenencias organizadas para que acceda a ellas fácilmente y no entorpezca el espacio de sus compañeros

Se recomienda que antes de comenzar la aventura, permitas que tu hijo participe en varias fiestas de pijamas o quedadas con otros niños de su edad, así se sentirá más familiarizado durante el campamento.

  1. Muéstrale cómo manejar la ropa

Los campamentos de verano para niños son sinónimos de diversión y ocio, por supuesto, esto supone que los pequeños van a ensuciar su ropa. No olvides mostrarle cómo organizar las prendas sucias para que no las mezcle con las que están limpias y que ponga a secar la ropa mojada antes de guardarla. Enséñale también cómo ordenar los artículos de aseo.

  1. ¿Cómo se comunicarán?

Establece junto a tu pequeño la comunicación que ambos tendréis  mientras él se encuentre fuera de casa y más si se trata de un campamento de verano en el extranjero. Es importante destacar que algunas convivencias de este tipo tienen sus dinámicas para las llamadas telefónicas, pues hay casos que permiten la comunicación por esa vía solo en ciertas horas del día.

Planifica otras alternativas con tu hijo, podría ser a través de correo electrónico o cartas. Y es que delimitar el formato y la frecuencia del contacto disminuye las posibilidades de que el pequeño sienta que se han olvidado de él.

 

 

En definitiva, un campamento de verano no solo consiste en que el niño viva el momento y ya, también se requieren ciertas atenciones previas a la aventura a fin de que no tenga carencias y disfrute de una gran experiencia.

Category: Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las últimas fotos!

¡Gracias por compartir! Sigue en contacto con nosotros a través de estas redes sociales: