El beneficio de tener un animal de compañía para el desarrollo del niño en edad preescolar

¿Qué opináis de tener un animal en casa?, ¿creéis que puede ser un peligro para vuestro hijo?, ¿que tengáis miedo de que le pudiese morder? Y si os digo que pesa más las ventajas que los inconvenientes.

Un animal de compañía para un niño en edad preescolar resulta beneficioso para su desarrollo y crecimiento. Y no sólo eso, sino que también refuerza su sistema inmunológico. Aunque, es lo normal, que se piense lo contrario, ya que son “portadores de suciedad” pero especialistas dicen que demasiada higiene en edad temprana puede debilitar el sistema inmunológico en el futuro.

Los niños prefieren tener un gato o un perro. Pero también suelen gustarles los pájaros, peces o tortugas. Estos tres últimos si algún miembro de la familia padece de alergia debido al pelo canino o felino.

La compañía de los animales hace que el niño crezca tranquilo y seguro de sí mismo. Es importante a la hora de elegir que sea el adecuado. Es decir que sepamos por ejemplo, si elegimos un perro, de que la raza sea de carácter dócil y obediente. Algunas razas más recomendables son:

  • Golden Retriever
  • Collie
  • Terranova
  • Bulldogs
  • Yorkshire Terrier, entre otros.

Otra opción es ir a un refugio de animales y adoptar  ya que son perros que han tenido una mala situación y se sienten desamparados sin una familia. Así que la elección de elegir uno de estos animales como su mascota es un acto de bondad.

El momento más oportuno para llevar una mascota a casa sería a partir de los 3 años y medio. Cuando empiezan a percibir y establecer una conexión con su cachorro de juegos. El animal se convierte en su amigo del alma.

 

Las ventajas que conlleva a tener una mascota son:

  1. Les ayuda a aprender el lenguaje no verbal ya que los animales no hablan.
  2. Son más responsables: tienen que darle de comer, sacarle a pasear, a tratarlo con delicadeza, a enseñarle, etc.
  3. La convivencia de los más pequeños con mascotas refuerzan su sistema inmunológico.
  4. Los niños se desenvuelven y desarrollan más fácilmente las relaciones sociales.
  5. Les desarrolla su capacidad de intuición.
  6. Fomenta el juego y el aprendizaje con el animal.
  7. Las mascotas ayuda a incrementar los factores cognitivos de los niños ya que desarrolla los aspectos sensoriales como el olfato, el contacto y la vista.
  8. Desarrollo de la empatía: hay una mayor intensidad en la relación entre ambos y por lo tanto, el niño es capaz de ponerse en “piel de la persona ajena”.
  9. Dependiendo de la raza, favorece el desarrollo físico del niño.

Según los resultados de una investigación del Journal of the American Medical Association, los niños que conviven con animales presentan un 50% menos de contraer alergias que aquellos que no tienen ninguna mascota en su casa. Asombroso, ¿verdad?.

 

Pero ya no es sólo el tener una mascota en casa sino de rodear a vuestro hijo de distintos animales como puede ser los de granja. Aprenderá a conocer el entorno rural y a los animales, a tratar y empatizar con ellos, a plantar y cuidar un huerto.  Por eso, un plan de ocio con tus hijos es llevarles a una granja escuela para que lo puedan explorar por ellos mismos y también una oportunidad para vosotros de volver a sentir esa sensación que tuvisteis cuando fuisteis por primera vez a una granja escuela.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las últimas fotos!

¡Gracias por compartir! Sigue en contacto con nosotros a través de estas redes sociales: